Consejos para recuperarte de los excesos navideños

Consejos para recuperarte de los excesos navideños

Pasada la Navidad, y con ella la época de las comidas que se convertían en meriendas y las reuniones que no tenían fin, llegan tiempos de recuperación.

En esos días tan especiales con amigos y familiares, los asados, las recetas innovadoras y los postres exquisitos ocupaban todas las mesas, pero también lo hacían los excesos.

"Hemos abusado principalmente de los dulces, de las grasas y del alcohol y es lo que nos crea la preocupación por adelgazar después de estas fechas".

Generalmente, no es que se coma más en esas fechas, sino que se comen productos a los que no estamos acostumbrados y nos excedemos, tanto en la comida como en las bebidas alcohólicas. No olvidemos que estas bebidas también contienen gran cantidad de calorías que nuestro organismo tarda en procesar. Por ello, elaboramos cuatro recomendaciones básicas para poder invertir el efecto de los excesos de navidad ahora, a la vuelta de las vacaciones:

Olvídate de la dieta

"Es importante olvidarse de hacer dieta, independientemente de los excesos que se comentan. El cuerpo no va a entender por qué se le somete de repente a un ayuno o se le reduce drásticamente la ingesta de alimentos". Se debe ir despacio a la hora de revertir los efectos de las Navidades, sobre todo si hemos acostumbrado al organismo a comer mucho.

"Lo más importante al principio es evitar las cosas de las que más se abusa en estas fechas: alcohol, dulces y platos muy elaborados".

Recupera tus horarios

Sobre todo las rutinas de alimentación. Para evitar pasar hambre, se debe comenzar a recionar los alimentos agrupándolos en cinco comidas al día. "Desayuno, media mañana (un snack, fruta, yogur o frutos secos), comida, media tarde y cena",. Así se evitará estar más de tres horas sin comer y por lo tanto también las crisis de ansiedad, ya que "éste es el periodo de tiempo en el que se produce un descenso del azúcar y es el momento en el que entran las ganas de comer, sobre todo en aquellas personas que necesitan perder peso".

Del mismo modo que estructuramos un nuevo horario de comidas, éstas deben ser más ligeras, "sustituyendo el azúcar y las grasas por verduras, productos integrales, alimentos frescos y recetas sencillas y poco elaboradas".

Realiza más actividad física

"Debemos movernos más", aconseja la especialista. El ejercicio es necesario para la salud.

Normalmente, las personas que tenían una rutina de actividad física antes de estas fechas suelen abandonarla, por lo que se recomienda que la recuperen.

En el caso de aquellas personas que no hacían ejercicio antes, enero es un buen mes para empezar a hacerlo.

"El ejercicio no se debe ver solo como algo que quema calorías, sino que debe verse como algo que nos relaja, que nos motiva y que nos ayuda a sentirnos mejor".

Volver a la rutina de sueño

Es importante recuperar las horas de sueño, de 6 a 8 horas de descanso para restablecer el equilibrio del organismo.

"Aunque hay personas que necesitan dormir menos, nuestro organismo y nuestro cerebro necesitan al menos un descanso de 6 horas. Se ha visto que las personas que duermen poco tienden a comer más". "Si te cuidas y sigues estos cuatro consejos tu cuerpo lo notará, te sentiras en forma y con fuerzas para afrontar todo lo que te propongas".

Podéis seguir los consejos para llegar a un peso saludable de una manera sana y equilibrada.