Consejos sobre la interacción de los medicamentos con los alimentos.

Consejos sobre la interacción de los medicamentos con los alimentos.

A la hora de administrar o tomar medicamentos, la vía más utilizada es la vía oral (pastillas, cápsulas, jarabes, soluciones...). Uno de los problemas principales de este método de administración es la posible interacción de los fármacos con los alimentos, ya que ambos sufren modificaciones en el mismo lugar del organismo: el estómago. Se trata de interacciones que se producen más frecuentemente de lo esperado, debido a la práctica habitual de tomar los medicamentos junto con las comidas.

Así, la presencia de alimentos en el aparato digestivo puede influir en el efecto de los medicamentos administrados por vía oral. en la mayoría de las ocasiones, este efecto tiene una importancia menor y la eficacia del tratamiento no se ve alterada. sin embargo, hay veces en las que ingerir o no determinados alimentos de forma simultánea a la toma de un medicamento puede condicionar que el fármaco realice correctamente su función terapéutica.

Consejos sobre esta interacción de medicamentos con alimentos:

1. Lee atentamente el prospecto de los medicamentos.

Antes de comenzar un tratamiento con un medicamento, revisa la sección 2 del prospecto para informarte sobre los alimentos a evitar porque pueden interaccionar con el producto.

2. Comenta tus peculiaridades alimenticias.

Si padeces alergia o intolerancia a algún alimento, si estás siguiendo alguna dieta específica, o presentas algún requerimiento nutricional concreto, avisa a tu médico o profesional sanitario antes de comenzar cualquier tratamiento farmacológico.

3. Si tomas o estás tomando algún complemento alimenticio, avisa a tu médico.

De igual modo, si por cualquier motivo tomas o vas a tomar algún complemento nutricional, es importante que informes a tu médico para que valore si puedes tener algún impacto sobre tu medicación habitual.

4. Sigue fielmente las instrucciones médicas.

Una vez que te dispongas a tomar el medicamento, recuerda seguir al pie de la letra tanto las pautas marcadas por el médico como las descritas en el prospecto del medicamento.

5. Evita el zumo de pomelo.

Se trata de un alimento que contiene ciertos nutrientes que pueden interferir en cómo se metabolizan ciertos medicamentos en el estómago, por lo que , a la hora de ingerir cualquier medicación por vía oral, hay que evitar también esta fruta o su jugo.

6. Siempre, sin alcohol.

Como norma general, debemos evitar el consumo de alcohol con la toma de cualquier medicamento.