Cuidar la alimentación en Navidad

Cuidar la alimentación en Navidad

Las fiestas son la época propicia para compartir con la familia y los seres queridos en un ambiente de alegría y relax. Pero la verdad es que de reunión en reunión y de cena en cena, siempre llegamos a enero con algunos kilos de más, y es que resulta difícil resistirse a todos los manjares de esta época y no caer en excesos. Sin embargo estar atentos a nuestra salud y evitar sobrepasarnos durante las navidades es importante, por eso en unComo.com te damos algunos consejos para que descubras cómo cuidar tu alimentación en navidad y disminuir así el remordimiento de conciencia en enero.

Nuestro primer consejo es realmente muy básico y a pesar de ello es una de las claves para no engordar durante las fiestas: come de todo pero con moderación. Es lógico que en navidad queremos aprovechar toda la gastronomía típica de la época, pero lo que no podemos hacer es comernos un turrón diario, panettone de postre cada día, llenarnos de calorías en cada una de las comidas e ingerir alimentos como si no hubiera mañana solo porque es navidad. Prueba y disfruta de lo que más te gusta pero con calma.

Genera un equilibrio. Durante la navidad las reuniones, cenas y fiestas abundan y casi todas son en la noche, por lo que de antemano sabes que comerás más pesado a esta hora del día. Lo ideal es que equilibres la ingesta de calorías y optes por un buen desayuno balanceado y un almuerzo más ligero, por ejemplo una sopa y una ensalada, sushi, pescado o pollo al horno y vegetales, y en la noche tengas un poco más de libertad, pero nuevamente tomando en cuenta la moderación.

¡Atención con las cantidades! muchas veces en estas reuniones nos llenamos con los muchos entrantes, luego comemos el plato que nos sirven, el postre y consumimos bebidas alcohólicas con poca moderación. Es muy importante estar conscientes al comer de que estamos disfrutando de los muchos platos tradicionales de navidad pero que podemos controlar las cantidades que ingerimos. No abuses de los aperitivos ni de los postres.

Cuida lo que bebes y recuerda que los cócteles (en especial los dulces que mezclan varios licores con cremas, jugos etc) están cargados de azúcar y calorías innecesarias. Es mucho mejor optar por una cerveza, una copa de vino o cava o un trago sencillo como el gintonic o el whisky. Sin embargo debes tomar de forma moderada si no quieres que todo lo ingerido se sume a la balanza.

Más que nunca mantente en movimiento. Hacer ejercicio de forma regular es una clave importante para mantener nuestro peso durante las navidades y tratar así de combatir el efecto de los excesos alimenticios.