Cuidados Paliativos

Cuidados Paliativos

Los cuidados Paliativos los tienen que ofrecer aquellos profesionales que atienden a estos pacientes y su estado de salud. En un importante número de casos, los equipos" de cabecera" del paciente (fundamentalmente, equipos de Atención Primaria, equipos de residencias de ancianos...) son los encargados de realizar esta labor, ya que conocen a las personas y su entorno desde tiempo antes, y esto es muy importante para el abordaje global que precisan.

Sin embargo, cuando aparecen situaciones "complejas" es necesaria la participación de equipos específicos, al igual que sucede en otras áreas de la medicina en las que equipos de especialistas ayudan en la atención cuando el caso cuenta con mayor dificultad.

En los equipos específicos de cuidados paliativos trabajan profesionales de:

Medicina

Enfermería

Psicología

Trabajo social

Agentes espirituales.

Los equipos más desarrollados cuentan también con fisioterapeutas, arte-terapeutas, músico-terapeutas...Hay muchos campos desde los que se puede ayudar a los enfermos y a sus familias.

Aspectos sobre los cuidados paliativos:

No pretenden alargar ni acortar la vida, sino "ensancharla"

Hacen que la persona enferma y su familia sean el centro de atención, y no la enfermedad, a veces, durante años.

Buscan que la persona viva esta etapa de su vida con el mayor confort posible.

El paciente participa en las decisiones, respetanto sus valores y creencias.

"Hay mucho que hacer" por el paciente.

Los cuidados Paliativos desarrollan múltiples estrategias y acciones para apartar el sufrimiento añadido a los procesos en los que la curación no es posible.

La familia y la red social son el primer nivel de apoyo del paciente.

Lejos de apartarlos o sustituirlos, los equipos profesionales deben apoyarlos y potenciarlos.

Los Cuidados Paliativos requieren de la colaboración de diferentes disciplinas.

Psicólogos, trabajadores sociales y terapeutas de distintas áreas trabajan en estos equipos, junto con médicos y enfermeras para poder abordar de forma específica el sufrimiento añadido en estos procesos.