Qué es la Vitamina D y para qué es importante

Qué es la Vitamina D y para qué es importante

La Vitamina D o calciferol se llama también antirraquítica, ya que su déficit produce raquitismo. Es una vitamina soluble en grasa y se puede obtener mediante: la ingestión de alimentos que contengan esta vitamina, por ejemplo: el huevo y el pescado azul. La exposición de la piel a los rayos solares UV. Es un nutriente esencial para el tratamiento de la Osteoporosis, la vitamina D ayuda a fijar el calcio en los huesos, contribuyendo a reducir su deterioro y el riesgo de fracturas, principal consecuencia de la Osteoporosis. La vitamina D ayuda a fijar el calcio a los huesos, a proveer rigidez y fortaleza a huesos, dientes y encías. La vitamina D favorece la absorción intestinal del Calcio. El déficit de vitamina D puede asociarse a debilidad muscular y falta de equilibrio, lo que aumenta el riesgo de caídas. El déficit de vitamina D provoca pérdica de masa ósea. La vitamina D es deficitaria en la mayoría de los casos, debe estar siempre asociada al tratamiento de la Osteoporosis con suplementos de al menos 800 UI/día. La vitamina D es esencial para que el tratamiento de la Osteoporosis sea completo.

Vitamina D: ¿Por qué es útil en el tratamiento de la Osteoporosis? La Vitamina D es un elemento esencial del tratamiento de la Osteoporosis.

Desempeña un papel muy importante en la absorción intestinal del calcio. El calcio no basta por sí sólo para conservar los huesos fuertes y sanos y para prevenir las fracturas osteoporóticas. De hecho, varios estudios demuestran que la vitamina D, combinado con calcio, contribuye a reducir la pérdida de hueso y el riesgo de fracturas en las personas con Osteoporosis. Datos adicionales sugieren que dosis entre 700UI y 1000UI al día de vitamina D podría reducir las caídas en un 19%. Este beneficio puede no depender de suplementos de Calcio, fue significativo entre 2-5 meses de tratamiento y prolongable a 12 meses de tratamiento. Numerosos estudios avalan la hipótesis de que inadecuados niveles de vitamina D contribuyen con la debilidad muscular relacionada con la edad y caídas. Un metaanálisis de estudios aleatorios controlados sobre complementos de vitamina D desmostró una disminución del riesgo de caída mayor al 20% entre personas mayores ambulatorios y hospitalizados tratados con suplementos. La vitamina D se recomienda generalmente a todos los pacientes que reciben tratamiento contra la Osteoporosis. 

Fuentes de vitamina D la principal fuente conocida también como " La vitamina el sol", es la exposición a la luz solar. A diferencia de los que sucede con el  calcio, la vitamina D no se obtiene con facilidad a través de la alimentación. Esta vitamina se encuentra de manera natural sólo en un reducido número de alimentos, como las yemas de huevo, el hígado, las ostras y algunos pescados ricos en grasas. No obstante, la exposición a la luz solar y los regímenes alimenticios naturales generalmente no garantizan que se reciba una cantidad suficiente de vitamina D. Deficiencia crónica de vitamina D puede dar lugar a un aumento de la formación de paratohormona lo que es a su vez provoca un mayor grado de resorción del hueso (proceso mediante el cual este se ve afectado). También produce una disminución de la densidad mineral ósea (DMO) y un mayor riesgo de fractura por fragilidad. Los pacientes que sufren de una deficiencia grave de vitamina D podrían experimentar también un aumento de la debilidad muscular y caídas asociadas a la edad avanzada. La concentración de vitamina D debe ser > 20ng/ml (50nmol/l) de 25 hidroxivitamina D3 para tener los huesos de estado saludable.